APF GESTORÍA EN VALENCIA
Login
or
Register

Monthly Archives octubre 2020

octubre 30, 2020

Cómo cambiar la base de cotización de un autónomo

cambiar base de cotizacion autonomo

Los autónomos pueden determinar con total libertad su base de cotización, entre un mínimo y un máximo que va modificándose prácticamente de año en año. En 2020 fluctúa entre 944,35€ y los 4070,40€ por mes.

Esta base, por su parte, se usa para calcular la cuota de autónomos que abonan los miembros de este colectivo un mes tras otro. De ahí que, la enorme mayoría de ellos, en torno al ochenta y cinco por ciento , se decantan por la base mínima.

Puesto que la base de cotización determinará nuestra pensión, muchos autónomos tendrán en un futuro una pensión bajísima, que puede llegar a ser hasta un 40% inferior de la media de trabajadores.

¿Cuantas veces al año puede cambiar la base de cotización?

como modificar la base de cotizacion autonomo

Es posible pedir cuatro cambios en la base de cotización por año. Estos cambios coinciden con cada uno de los trimestres impositivos de los autónomos. Por tanto vas a poder regular tu base de cotización para cada una de las declaraciones trimestrales que se efectúan todos los años.

La petición del cambio de cotización para los autónomos puede efectuarse tanto por vía telemática, como en la oficina de la Dirección Provincial de la Seguridad Social. Sin embargo, la mayor parte apuestan por los medios digitales ya que es una forma de agilizar los trámites.

Plazos que marcan el cambio en la base de cotización

Existen una serie de plazos descritos para pedir el cambio de base de cotización y que sus efectos se vean aplicados:

  • Petición de cambio entre el 01/01 y 31/03, se generará el cambio de cotización desde el 1 de abril
  • Petición de cambio entre el 01/04 y 30/06, se generará el cambio de cotización desde el 1 de julio
  • Petición de cambio entre el 01/07 y 30/09, se generará el cambio de cotización desde el 1 de octubre
  • Petición de cambio entre el 01/10 y 31/12, se generará el cambio de cotización desde el 1 de enero

¿Cómo modificar la base de cotización de un autónomo?

base de cotizacion autonomos

El cambio de base deberás gestionarlo obligatoriamente en la Sede Electrónica de la Seguridad Social a través de tu certificado digital, usuario + clave de acceso o bien Cl@ve PIN, de forma que no puede hacerse de forma presencial en oficinas.

Si no tienes PC, puedes asistir a tu oficina de la TGSS, donde hay ordenadores para trámites.
El trámite es sencillísimo y consta de pocos pasos:

1. Accede a la Sede Electrónica de la Seguridad Social

2. Entra con tu identificación.

Una vez dentro, te aparecerán todos y cada uno de los datos con tu base actual.

3. Escoge el cambio de base, conforme las opciones que te hemos comentado previamente. Te aparecerá un espacio para incluir la base de forma manual, en caso de que no optes por la revalorización automática.

Una vez hayas insertado los datos de tu cambio de base, haz clic en ‘Continuar’, y aparecerá una pantalla con un pdf por si quieres imprimirlo.

En APF Gestoría podemos realizar todos los trámites por tí. Contacta con nosotros y nos encargaremos de actualizar tu base cuando lo requieras.

¿Es recomendable aumentar la base del Autónomo?

Vamos a ver ciertas situaciones en las que te compensará aumentar tu base de cotización.

Facturación que se encuentre por encima de los 2.000€/mes

Tener un control de la facturación es indispensable para delimitar cuánto podemos cotizar. Siempre que tengamos un cierto volumen de ingresos mensual, los especialistas son partidarios de subir la base de cotización.

El cálculo generalmente admitido es el siguiente: cotizando por la base mínima, tendrás que abonar 283,30 euros todos y cada uno de los meses. A esta cantidad se deben sumar los gastos asociados a la actividad profesional. Y, asimismo, el IRPF y el Impuesto sobre el Valor Añadido de las facturas.

Teniendo presente que lo ideal tras impuestos es que, por lo menos, queden unos mil euros de ingresos netos, la referencia que se establece para lograrlo es que factures más de 2000€ mensuales. Una vez llegado aquí, debes poner en la balanza si verdaderamente mil euros de ingresos netos son suficientes para tu situación personal o bien familiar. Si es tu caso, piensa ahora si los beneficios de cotizar por una base superior te compensan: mayor pensión, más protección social en el caso de baja, y otras tantas ventajas.

Si no quieres seguir siendo autónomo

Si has decidido desarrollar todavía más tu espíritu emprendedor o por el contrario has decidido que no vale la pena seguir esforzándote en todas tus tareas y has decidido que ha llegado el momento de ser asalariado, piensa en incrementar tu base de cotización. Recuerda que desde el 1 de enero, todos y cada uno de los autónomos están en su derecho a la prestación por cese de actividad.

Y sí, esta prestación asimismo depende de la base de cotización. Para cobrarla, además de esto, debes haber cotizado a lo largo de los doce meses precedentes al cese.

La cuantía del subsidio que te corresponda será del 70% de tu base reguladora. Por consiguiente, si has cotizado por la base mínima, que son entorno a los 944€ por mes, te corresponderán entorno a los 661€ al mes. Es una cuantía baja, por lo que es recomendable que cotices por encima.

A partir de los 42 años

Cuanto menos pagas, menos recibes. Y a la inversa. Esto es absolutamente aplicable a tu pensión. Pues la pensión preocupa y mucho a los autónomos. Asimismo ATA, últimamente ha propuesto que la pensión se calcule sobre toda la vida laboral.

Debemos saber que la pensión media de los jubilados que han sido autónomos se encuentra entorno a los 680€, muy por debajo de los asalariados. Si un trabajador por cuenta propia pretende percibir la pensión más alta debería abonar una cuota de 1220€ y percibiría 2659€ cuando se jubile. Se trata de un extremo, sin embargo no cabe duda de que llegados a determinada edad es bueno empezar a replantearse la pensión.

Teniendo presente todos estos factores, para lograr acrecentar tu pensión debes acrecentar tu base de cotización desde los 42 años y si puede ser antes, mejor. En términos monetarios, se aconseja que desde esa edad y para conseguir una pensión media, la cuota del autónomo se encuentre entorno a los 500€ mensuales.

Sticky
Comentarios desactivados en Cómo cambiar la base de cotización de un autónomo
octubre 29, 2020

Conoce los 3 tipos de despido que existen

Despedir a un empleado es, lamentablemente, una parte necesaria del mundo empresarial. A menudo es inevitable permitir el comportamiento de algún miembro del personal y en otras ocasiones se producirá por factores externos.

Sin embargo, no importa la conducta de un empleado, incluso si ha sido una falta grave hay que aprender a manejar la situación de manera precisa y justa.

Despedir a un empleado es un asunto serio, por lo que debemos conocer los 3 tipos de despido que existen en España en 2020.

Despido Objetivo

El despido objetivo es la resolución unilateral del empresario de extinguir una relación laboral, basada en ciertas causas legales. Las causas que justifican un despido objetivo están recogidas en el Estatuto de los Trabajadores (ET). Esta clase de despido debe justificarse y da derecho a una indemnización y el acceso al paro.

Causas del despido objetivo

  • Causas económicas, técnicas, organizativas de la producción
  • Incompetencia del trabajador
  • Falta de adaptación del trabajador en el caso de alguna modificación técnica o bien tecnológica en el trabajo
  • Falta de asistencia al trabajo, sea justificada o bien no (salvo por el ejercicio de ciertos derechos singularmente protegidos). El Estatuto de los Trabajadores establece los porcentajes de ausencia y los periodos de tiempo determinado en que estas computan.

Requisitos para un despido objetivo

Este despido se halla caracterizado porque debe preavisarse por escrito y con quince días de antelación, en la comunicación del aviso previo se debe dar al trabajador una indemnización de veinte días de sueldo por año de servicio trabajado sin que pueda sobrepasar doce mensualidades.

El empresario tiene la obligación de poner a disposición del trabajador la indemnización que le corresponda al comunicar el despido, a menos que manifieste y pruebe que en ese instante no dispone de liquidez suficiente, pero en cualquier caso, deberá entregarla en el instante de hacer efectivo el despido. En el presunto caso de no abonar la indemnización y no justificar la carencia de liquidez, el despido se declarará como improcedente por incumplimiento de un requisito formal.

Despido Improcedente

El despido improcedente es la resolución unilateral del empresario que extingue la relación laboral prescindiendo de las causas o bien requisitos demandados por el ordenamiento jurídico. A fin de que sea calificado como improcedente, el despido ha de ser impugnado frente al orden social.

Consecuencias del despido improcedente

Las consecuencias de un despido improcedente pueden ser el pago de una indemnización por despido o bien el reingreso en la compañía.

  • Reingreso en la compañía debiendo pagarle los sueldos de tramitación.
  • Pagarle al trabajador una indemnización de cuarenta y cinco días de sueldo por año de servicio (hasta el 11/02/2012) y de treinta y tres días de sueldo al año de servicio (desde el 12/02/2012 de ahora en adelante), prorrateándose por meses los periodos de tiempo inferiores a un año hasta, un máximo de veinticuatro mensualidades (salvo los que hubiesen comenzado su relación laboral ya antes de la reforma laboral, siendo su máximo cuarenta y dos mensualidades).

En el caso de que el empresario no manifieste su opción entre la readmisión o bien la indemnización, se comprende que ha optado por la readmisión.

Si el despedido fuera un representante legal de los trabajadores o bien un enlace sindical, es decisión de este decidir que hacer

Si, pese a haber optado por la readmisión tanto de forma expresa como de forma implícita, la compañía no procediese a reaceptar al trabajador de forma eficaz en exactamente las mismas condiciones que tenía ya antes del despido, este tendrá la posibilidad de instar a la extinción de la relación laboral, condenando a la compañía a abonar al trabajador la indemnización por despido improcedente más los sueldos de tramitación.

¿Por qué puede declararse un despido improcedente?

Hay ciertos requisitos vinculados solamente a la manera en que debe efectuarse el despido.

Los requisitos generales que debe contener cualquier despido son:

  • Comunicación por escrito de la resolución empresarial.
  • Motivación de los hechos, especificando los incumplimientos que se imputan al trabajador, si estamos frente a un despido disciplinario, o bien las causas objetivas del despido, si estamos en un despido objetivo.
  • Apuntar la fecha efectiva del despido, que no tiene por qué coincidir con el día de la comunicación al trabajador.
  • No gestionar expediente contradictorio en los despidos disciplinarios de los representantes de los trabajadores o bien encargados de personal, como no escuchar al trabajador perjudicado y el resto de miembros de su sindicato; aun si se trata de encargados sindicales si la compañía tenía conocimiento de la condición del trabajador.
    El incumplimiento de cualquiera de estos “requisitos formales”, acarrea que el despido se pueda calificar como improcedente.

Acreditación de Causas

Por otra parte, el empresario tiene la obligación de acreditar las causas expresadas en la carta de despido.
Incluso cumpliendo los requisitos formales, la resolución extintiva puede ser calificada como improcedente si el empleador no justifica apropiadamente el motivo del despido.
Si por ejemplo, se trata de un despido disciplinario, deberá probar los hechos que imputa al trabajador. En los despidos objetivos, si es un despido por causas económicas, tendrá que probar que estas son reales y se ajustan a los requisitos que solicita la ley, o bien si es un despido por carencia de adaptación del trabajador, el empresario tendrá que demostrarlo.

Despido Nulo

Se califica el despido como nulo cuando concurre discriminación por cualquiera de las conductas prohibidas por la Constitución Española. Asimismo se considerará despido nulo cuando se genere una violación de los derechos esenciales y libertades públicas del trabajador.

Por tanto, el despido será considerado como nulo en los supuestos que enumeraremos a continuación:

  • Despidos por discriminación
  • Despidos por la violación de derechos esenciales y libertades públicas
  • Despidos por maternidad, peligros a lo largo del embarazo, lactancia natural, enfermedades causadas por el embarazo. Asimismo lo relacionado con el parto, adopción, acogimiento o bien paternidad.
  • Despido de trabajadores que hayan pedido o bien estén beneficiándose de un permiso por lactancia o bien el permiso por nacimiento de un hijo prematuro, o bien que haya de ser hospitalizada tras el parto.
  • Despido de trabajadores que hayan pedido o disfruten de excedencias para el cuidado de hijo o bien familiares.
  • Despido de trabajadoras víctimas de violencia de género por sus derechos de reducción o bien reordenación del tiempo de trabajo, movilidad geográfica, cambio de centro de trabajo, o bien suspensión laboral.
  • Despido de trabajadores que se reincorporan al trabajo tras la maternidad, adopción, etc…
  • Despido de los trabajadores en un despido colectivo si existen defectos en la tramitación del ERE

Si tienes cualquier duda sobre los tipos de despido, puedes contactar con nuestra gestoría online.

Sticky
Comentarios desactivados en Conoce los 3 tipos de despido que existen
octubre 28, 2020

Autónomo o SL ¿Cual es la mejor opción?

autonomo o sl

Sin duda, es una de las cuestiones más consultadas en nuestra gestoría en el momento de crear una compañia. Autónomo o SL, decidirse entre estas formas jurídicas supone un gran interrogante y surgen numerosas dudas sobre la opción que será más adecuada para el emprendedor.

Cómo aplicar el derecho laboral sobre nuestra empresa hasta de qué forma se administran las facturas de autónomos en el caso de decidirnos por esta alternativa. Probablemente te puedas ver superado por la enorme diversidad de cuestiones y trámites que debes efectuar para la creación de tu negocio.

Autónomo o SL ¿Qué debemos tener en cuenta?

autonomo o sociedad limitada

Puede ser evidente, sin embargo en el momento de decidirnos entre autónomo o sl, debemos evaluar si alguien nos va a acompañar en nuestro proyecto empresarial. ¿ La empresa va a estar creada por una persona o varias ? A rasgos generales, si vas a ejercer una actividad profesional, que puedes ejercer tu solo/a (Por poner un ejemplo, un electricista), lo más fácil es apostar por ser autónomo.

El hecho de que solo seas una persona no quiere decir que no puedas escoger la figura jurídica de la sociedad. Puedes crear una sociedad unipersonal. Los trámites jurídicos de creación de este modelo de empresa son exactamente los mismos que los de la sociedad limitada.

Si decides que vas a montar tu negocio junto a otra persona, amigos, familiaries o algún conocido que pueda aportar conocimiento o trabajo a esa empresa, montando por ejemplo una empresa de electricidad, deberías decantarte por una sociedad.

Si bien la sociedad limitada es la elección más frecuente entre las sociedades, en nuestro ordenamiento jurídico se establecen diferentes clases dependiendo del número de asociados, el grado de responsabilidad o bien el capital que aportemos para su creación.

Trámites para el Alta: Autónomos y SL

tramites alta autonomo o sl

A continuación te indicamos los trámites para darte de alta como autónomo o empresa, no obstante, en APF Gestoría podemos realizar estos trámites a un precio muy económico.

Alta de Autónomos

Para darnos de alta como autónomo tendremos que tramitar:

Alta en Seguridad Social 

Alta en Hacienda 

Si vas a abrir un local o establecimiento: Solicitud de licencia de apertura o licencia de obras en el Ayuntamiento de la localidad donde vayas a abrir un local o establecimiento. 

Alta como SL ( Sociedad Limitada )

Para darnos de alta como SL tendremos que tramitar:

Registrar el nombre de la empresa

Abrir una cuenta bancaria a nombre de la empresa

Redacción de los Estatutos Sociales

Escritura pública de la constitución

Obtención del NIF, alta en el IAE, declaración censal

Inscripción en el Registro Mercantil

Obtención del N.I.F. definitivo

Además de esto, debemos tener en cuenta que en el caso que deseemos terminar la actividad y darnos de baja como autónomos, esto no va a suponer un costo extra para nuestro bolsillo, algo que sí sucede con aquellos que optaron por una sociedad de responsabilidad limitada. Es por esta razón que bastantes personas prefieren dejar inactiva la compañía en lugar de proceder a su liquidación.

Capital Mínimo y Responsabilidad

Autónomos

En el caso de los autónomos, no existe un capital mínimo, pero debemos tener en cuenta que la responsabilidad es total, por lo que te responsabilizarás con todos tus bienes. Es decir, no tendremos que aportar ninguna cantidad en forma de capital para comenzar con la actividad.

Sociedad Limitada

El capital social de una sociedad mercantil es una cantidad numérica de valor, determinada en sus estatutos, pertinente al conjunto de recursos y derechos aportados por los asociados a la sociedad. Su función es servir de garantía a terceros que se relacionen con ella y determina la participación de cada asociado en la compañía y su límite de responsabilidad.

En las sociedades limitadas la cantidad mínima de capital social es de 3.000 euros. ¿Quiere decir que los socios (sea uno o varios) , deben contar con el efectivo de esa cantidad para formar la sociedad limitada?

1.- Por una parte, pueden aportar recursos o bien derechos patrimoniales susceptibles de valoración económica. Esto quiere decir que las aportaciones sociales pueden ser:

Aportaciones dinerarias:

A través de metálico ingresado en una cuenta corriente a nombre de la sociedad de constitución, acreditado a través de certificación bancaria).

Aportaciones no dinerarias:

A través de la aportación de bienes raíces descritos, con sus datos registrales si los tuviesen, y valorados, sin que sea precisa una tasación oficial independiente, respondiendo el aportante de su entrega y saneamiento.

También con la aportación de un derecho de crédito, en el que el aportante responderá de su legitimidad y de la solvencia del deudor.

También con la aportación de una compañía, en el que el aportante responderá del saneamiento del conjunto, o bien de los elementos individuales de esencial relevancia.

En todos estos casos, los socios de la sociedad responderán solidariamente frente a la sociedad y frente a los acreedores sociales de la veracidad de dichas aportaciones y del valor que se les haya atribuido en la escritura pública; por este motivo, si bien no se demande una tasación como en las sociedades anónimas, es esencial que esos recursos aportados existan verdaderamente, que pertenezcan al aportante y valgan lo que se estima, a fin de que el patrimonio de la sociedad no sea irreal (además de la posible consideración de comisión de falsedad en documento público).

La Sociedad Limitada ( SL ) no puede aportar nada

Por otra parte, si no se dispone de tres mil euros en dinero o bien en recursos para formar una sociedad limitada, puede formarse en forma sucesiva (art. 4bis Ley Sociedades de Capital). En un inicio se aportan menos de esos tres mil euros (o nada), y más tarde, ya en marcha la sociedad, se comienzan a realizar aportaciones hasta lograr la cantidad de capital mínimo; sin embargo, esta vía tiene restricciones y riesgos:

  • Tiene que aportarse al menos un 20% de nuestro beneficio sin límite de cuantía a la reserva legal.
  • Solo van a poder repartirse dividendos a los asociados si el valor del patrimonio neto es superior al sesenta por ciento del capital legal mínimo.
  • La suma anual de las remuneraciones a los asociados y administradores por sus cargos a lo largo de esos ejercicios no va a poder sobrepasar el veinte por ciento del patrimonio neto, sin perjuicio de la remuneración como trabajador por cuenta ajena a la sociedad o bien por prestación de servicios profesionales.
  • En caso de liquidación de la sociedad, si su patrimonio fuera deficiente para atender al pago de sus obligaciones, los asociados y los administradores responderán solidariamente del desembolso de la cantidad de capital mínimo legal.

En definitiva, si deseas formar una sociedad limitada y no dispones del capital social mínimo de 3.000€, no debes preocuparte ya que hay otras formas de poder cumplir con esta obligación.

Sticky
Comentarios desactivados en Autónomo o SL ¿Cual es la mejor opción?
octubre 27, 2020

Gestoría Online para Autónomos y Pymes

gestoria online autonomos y pymes

A muchas pequeñas empresas, empresas emergentes y emprendedores les resulta difícil contratar los servicios de un contable. Es complicado encontrar una persona que tenga la experiencia y conocimientos de una gestoría online o física, especialmente con las habilidades adecuadas para preparar los estados financieros de su empresa, administrar las operaciones de la cuenta bancaria, analizar los datos financieros y preparar las facturas.

Hoy en día, es aún más difícil encontrar una persona cualificada a un precio asequible.

Externalización de servicios

externalizacion servicios gestoria

Más de 1/3 de las pequeñas empresas están subcontratando su contabilidad a empresas externas como asesorías y gestorías. Curiosamente, la mayoría de las pequeñas empresas que subcontratan no se sienten cómodas haciendo la contabilidad por su cuenta.

Comúnmente se cree que la contabilidad debe realizarse dentro de la empresa. Pero es fundamental preguntarse si tiene las habilidades y la experiencia necesaria para realizar este trabajo. Además, ¿su personal tiene la experiencia suficiente para sumarse al aumento de las tareas contables? Además de esto, debemos saber que más del 60% de las pequeñas empresas piensan que pagan más impuestos de los que deberían.

Debido a esto, podría considerar la posibilidad de subcontratar los servicios de contabilidad a las empresa que tienen los conocimientos y las cualificaciones adecuadas como las gestorías Además, pueden hacer el mismo trabajo de una forma más cualitativa y rentable.

Por esta razón, muchos gerentes y dueños de pequeños negocios han detectado varios aspectos positivos con la subcontratación de servicios de contabilidad y gestión.

Ahorra costes contratando una Gestoría Online

gestoria online

Todavía una gran parte de pymes y autónomos consideran que la subcontratación es un extra y, por tanto, un coste innecesario para su negocio. No es la percepción correcta en absoluto. De hecho, es todo lo contrario.

Nuestros clientes que están subcontratando la contabilidad están dispuestos a reducir sus gastos sin tener que reducir en lo básico.

Los ahorros que generalmente proporciona la subcontratación pueden ser bastante considerables, ya que la mayoría de las empresas pueden ofrecer sus servicios a tarifas muy inferiores de lo que supondría una persona en plantilla.

Además, al subcontratar, ahorra dinero en el pago de salarios, impuestos, suministros de oficina. Solo paga por lo que necesita. No hay pérdida en los costes de productividad que conlleva la contratación de empleados a tiempo completo o parcial.

Una Gestoría Online te hará ahorrar tiempo

A medida que su negocio crezca, pasará más tiempo administrando su dinero y menos tiempo escalando el negocio. Por lo tanto, la externalización de tareas administrativas le ayudará a concentrar su tiempo, energía y recursos en la creación de estrategias comerciales. Generará más ingresos, ya que dispondrá de su tiempo para la creación de canales comerciales y mejora de relaciones con sus clientes.

Por otra parte, el proceso de contratación de un contable es un trabajo complejo. Se necesitan recursos para gestionarlo, desde la creación de una estrategia de contratación hasta la selección de candidatos para entrevistarlos. El proceso de contratación le toma tiempo a su negocio, cuesta y deberá dedicar el tiempo para usted o para el empleado.

Muchas empresas no consideran el tiempo que dedican a buscar un contable profesional. Y el tiempo se correlaciona igualmente con los costes. 

Mejor una Gestoría que un contable

La externalización puede ofrecerle la posibilidad de contratar a una gestoría con un mayor nivel de experiencia a un precio asequible.

Las gestorías están formadas por un equipo que tiene la capacidad de trabajar con muchas más empresas que un contable. Por tanto, la experiencia será superior en lineas generales.

Las gestorías tienen que mejorar continuamente sus habilidades y profesionalidad para mantenerse competitivas en el mercado. Pueden compartir fácilmente las nuevas tendencias, soluciones y herramientas contables. 

Al elegir una gestoría profesional, puede estar seguro que su contabilidad está en manos de una empresa conocedora de toda la información de última hora, y por tanto le asesorará en la dirección correcta en cada momento.

Una gestoría online también ofrecerá servicios de asesoría

Un gestoría online siempre le brindará consejos sobre cómo hacer que la contabilidad sea más eficiente. La gestoría trabaja con muchas empresas y es muy frecuente proponer asesoramiento a través de una excelente experiencia con otro cliente. Ya sea sobre impuestos, contabilidad o incluso asesoría financiera.

¿Cuando una gestoría es la mejor opción?

Según nuestra experiencia trabajando con diferentes empresas la externalización de la contabilidad tiende a funcionar mejor cuando:

  • Una pequeña empresa no requiere un contable a tiempo completo, pero necesita una persona con más habilidades de las que el gerente de oficina o la recepcionista pueden proporcionar.
  • Una empresa de cualquier tamaño no puede encontrar un empleado a tiempo completo con las habilidades adecuadas a un precio asequible.
  • Una empresa en crecimiento busca oportunidades para ampliar sus servicios de contabilidad.
  • Los servicios temporales son necesarios, por ejemplo, ayuda adicional con los informes anuales o si un empleado a tiempo completo se va de vacaciones, baja por maternidad, etc.

Sin embargo, incluso si contrata a una persona capacitada y cualificada, alguien con un cargo superior deberá participar en el proceso mientras aprueba facturas, realiza transferencias, revisa impuestos, etc.

Una vez que haya decidido subcontratar, el siguiente paso debería ser elegir una gestoría que se adapte perfectamente a sus metas y objetivos, pero lo más importante, que pueda satisfacer sus necesidades y requisitos. Creemos que, al subcontratar servicios de contabilidad, la calidad del rendimiento y la eficiencia deben ser la máxima prioridad. 

Conclusiones

Existen importantes ventajas para los clientes que deciden subcontratar sus tareas contables. Para empezar, rentabilidad y terminando con flexibilidad en términos de contratos o escalado del número de funciones. La contabilidad es una parte vital del negocio, pero también compleja. Requiere tiempo y conocimientos específicos. Sin experiencia contable, pueden ocurrir muchos errores que pueden llevar a una disminución en su negocio o incluso a la quiebra.

Sticky
Comentarios desactivados en Gestoría Online para Autónomos y Pymes
  • APF GESTORIA

    Forma parte de nosotros. Síguenos en las redes sociales


    social