Figura del autónomo colaborador: derechos y obligaciones

Autónomo colaborador

En el mundo empresarial, la colaboración familiar desempeña un papel crucial, y el régimen de autónomo colaborador ofrece una vía específica para formalizar estas relaciones laborales. 

En APF Gestoría, entendemos la importancia de estas dinámicas laborales y ofrecemos servicios especializados para facilitar la gestión fiscal de estas situaciones.

En nuestro artículo de hoy podrás conocer en detalle la figura del autónomo colaborador, desde sus requisitos y ventajas, hasta las obligaciones que debe cumplir y los procedimientos para darse de alta. 

¿Qué es un autónomo colaborador?

El autónomo colaborador es un familiar directo del trabajador autónomo titular que participa activamente en el negocio. Este régimen se reserva para familiares de hasta segundo grado de consanguinidad, afinidad o adopción. Evidentemente, la colaboración estrecha con familiares puede ofrecer beneficios significativos, ya que estos colaboradores tienen un conocimiento más profundo y cercano del negocio.

En APF Gestoría te recordamos que los autónomos societarios que operan a través de una sociedad limitada NO tienen la opción de contratar autónomos colaboradores, ya que esta posibilidad está reservada para aquellos con actividad propia.

 

autónomo colaborador

 

Requisitos para ser un autónomo colaborador

La contratación de un autónomo colaborador implica cumplir con ciertos requisitos, los cuales incluyen:

Parentesco directo

El colaborador debe ser un familiar directo, abarcando hasta segundo grado de consanguinidad, incluyendo adopciones.

Trabajo continuado

El autónomo colaborador debe realizar la actividad de manera continuada en el centro de trabajo del autónomo principal. Se excluyen las colaboraciones ocasionales.

No haber estado dado de alta como autónomo en los últimos 5 años

Este requisito busca limitar la posibilidad de acogerse a este régimen a aquellos que no hayan sido autónomos en los cinco años anteriores.

Edad mínima de 16 años

Se prohíbe la contratación de menores de 16 años, asegurando el cumplimiento de las leyes laborales relacionadas con la edad.

Convivencia o dependencia económica

En muchos casos, se requiere que el colaborador conviva en el mismo hogar o dependa económicamente del autónomo titular.

La contratación de parejas de hecho como autónomos colaboradores ha experimentado cambios a lo largo del tiempo. Aunque inicialmente se permitía hasta 2015, la Ley de Fomento de Trabajo Autónomo derogó esta posibilidad. 

Sin embargo, la Reforma Urgente del Trabajo Autónomo de 2017 reintrodujo la opción de contratar a parejas de hecho como autónomos colaboradores.

¿Cómo darse de alta como autónomo colaborador?

El proceso de alta como autónomo colaborador implica varios pasos y documentos. No olvides que en APF Gestoría, facilitamos estos trámites para garantizar una gestión eficiente y sin complicaciones. Los pasos para darse de alta son los siguientes:

Documentación personal

Se debe justificar la condición de familiar presentando la documentación personal, el libro de familia y una copia del alta en Hacienda.

Modelo TA 0521-2

Cumplimentar el Modelo TA 0521-2, un documento simplificado que se completa con la variante específica de «Familiar Colaborador del titular de la explotación». Este modelo se presenta en la Seguridad Social.

 

autónomo colaborador

 

Beneficios y ventajas

El autónomo principal que contrata a un colaborador puede disfrutar de diversas bonificaciones, entre ellas:

  • Deducción del 100% durante doce meses en la cuota empresarial por contingencias comunes por la contratación indefinida del familiar.
  • Deducción del 50% en la cuota de autónomos durante los primeros 18 meses.
  • Deducción del 25% en la cuota de autónomos desde el mes 19 hasta el 24.

Además de estas deducciones, al darse de alta como autónomo colaborador, la persona no está obligada a presentar declaraciones trimestrales de IVA ni de IRPF, simplificando el proceso administrativo.

Obligaciones de los autónomos colaboradores

Aunque los autónomos colaboradores comparten ciertas obligaciones con otros autónomos, hay diferencias clave debido a su consideración como trabajadores por cuenta ajena para la Agencia Tributaria y como autónomos para la Seguridad Social.

Obligaciones fiscales

Los colaboradores están exentos de presentar declaraciones trimestrales de IVA e IRPF, ya que estas son responsabilidades del autónomo titular. Solo deben presentar la declaración anual de la renta como cualquier otro trabajador.

Cotizaciones y prestación por desempleo

Aunque la Seguridad Social considera a los autónomos colaboradores dentro del régimen de autónomos, tienen derecho a la prestación por desempleo en las mismas condiciones que un autónomo.

 

Obligaciones del autónomo titular

Por otra parte, en APF Gestoría te recordamos que el autónomo titular, al contratar a un colaborador, asume ciertas responsabilidades:

Pago de cotizaciones

Aunque el colaborador es responsable de abonar sus propias cotizaciones a la Seguridad Social, el autónomo titular responde subsidiariamente. Además, se puede domiciliar el pago de la cuota del autónomo colaborador en la cuenta del empleador.

Pago de salario

El autónomo titular debe pagar el salario del colaborador y proporcionarle la nómina correspondiente, considerando la categoría profesional y el convenio vigente.

Contabilización de gastos deducibles

El sueldo del colaborador y las cotizaciones a la Seguridad Social deben contabilizarse como gastos deducibles en el negocio del autónomo titular, beneficiándose así en sus declaraciones de impuestos.

En APF Gestoría, reconocemos la complejidad de estas relaciones laborales y ofrecemos servicios especializados para asegurar el cumplimiento normativo y la eficiencia en la gestión fiscal. ¡Contáctanos ahora y descubre todo lo que podemos ofrecerte!

 

autónomo colaborador

 

Otros aspectos a tener en cuenta respecto a los autónomos colaboradores 

Es importa que señalar que, con el objetivo de prevenir la economía sumergida y la evasión de impuestos, el régimen de autónomos colaboradores incluye importantes bonificaciones temporales, como bonificación del 50% de la cuota de autónomos durante los primeros 18 meses después del alta.

Además, existe una bonificación del 25% del mes 19 al 24, así como una dispensa de presentar declaraciones o impuestos como el IVA (modelo 303) o el IRPF (modelo 130), ya que estos son presentados por el empleador. Por otra parte, el autónomo empleador puede beneficiarse durante 12 meses de una bonificación del 100% de la cuota empresarial por contingencias comunes en caso de contratación indefinida.

Contratar a un amigo o no familiar como autónomo colaborador

Esto no es posible, ya que la ley establece claramente que solo los familiares hasta segundo grado, ya sea por consanguinidad, afinidad o adopción, pueden ser autónomos colaboradores. Esta restricción garantiza que solo aquellos que cumplen con los requisitos previstos en la normativa aplicable pueden acceder a este régimen.

La cuota de un autónomo colaborador

Con los cambios en la cuota de autónomos que entraron en vigor en 2023, los autónomos colaboradores NO pueden cotizar por una base mínima inferior al salario mínimo profesional (SMI). La base mínima de cotización para autónomos colaboradores es de 1.080 euros al mes, lo que resulta en una cuota mínima de 310 euros al mes.

En APF Gestoría, estamos comprometidos a proporcionar respuestas claras y soluciones efectivas para las cuestiones relacionadas con los autónomos colaboradores. Si estás considerando esta figura laboral o necesitas asesoramiento, ¡no dudes en contactarnos!

¡Confía en nosotros para tus necesidades fiscales y laborales!

Artículos recientes

¿Tiene alguna pregunta?

(+34) 629 942 614

info@apfconsultores.es